MENÚ
 
La Tierra es el mayor de los planetas rocosos. Eso hace que pueda retener una capa de gases, la atmósfera, que dispersa la luz y absorbe calor. De día evita que la Tierra se caliente demasiado y, de noche, que se enfríe. La Tierra se formó hace unos 4.650 millones de años, junto con todo el Sistema Solar. La Tierra posee un único satélite natural, la Luna. Es el único planeta del universo que se conoce en el que exista y se origine la vida.

Siete de cada diez partes de la superficie terrestre están cubiertas de agua. Los mares y océanos también ayudan a regular la temperatura. El agua que se evapora forma nubes y cae en forma de lluvia o nieve, formando ríos y lagos. En los polos, que reciben poca energía solar, el agua se hiela y forma los casquetes polares. El del sur es más grande y concentra la mayor reserva de agua dulce.

 
 
   
 


 


 

 
 


Realizado por  José Manuel Caballero